Publicado en : 2013 septiembre

  • Sep
    26

    2026 We build tomorrow | Construïm el demà | Construimos el mañana


    por fotosdebarcelona.com
    publicado en Curiosidades, Vídeos
    Sin comentarios

    Simulación de las fases de construcción pendientes de la basílica de la Sagrada Familia, que se espera que se termine en el año 2026.

    Leer más
  • Sep
    23

    Mascarón de proa EL NINOT


    por fotosdebarcelona.com
    publicado en Curiosidades, Detalles
    1 Comment

    Calle Mallorca. El Ninot
    Calle Mallorca. 1890

    A finales del siglo XIX existían varios fielatos (burots en catalán) alrededor de Barcelona, unas casetas de cobro de los arbitrios y tasas municipales sobre el tráfico de mercancías. Una de éstas estaba situada en el Pont del Mico, sobre la zanja del ferrocarril de la calle Aragón. Una taberna cercana a la frontera con Barcelona gozaba de muchísima popularidad entre los vecinos por vender el vino tres céntimos más barato que el resto al no tener que pagar impuestos municipales.

    La hija del propietario tenía un novio de la barceloneta y a menudo paseaban por allí. Un día vieron un viejo barco listo para desguazar y les llamó la atención el pequeño mascarón de madera pintado de vivos colores que representaba a un muchacho con el nombramiento de alumno de náutica en la mano izquierda y la gorra en la derecha. Preguntaron a los obreros qué iban a hacer con aquel objeto y, al decirles que seguramente lo quemarían, pidieron quedárselo y con él se fueron a casa.

    El padre pensó que podía ser un buen reclamo para atraer clientes y lo puso en la entrada de la taberna. No tardó mucho timepo en ganar vida la zona, no sólo por los precios de la taberna, sino también por la proliferación de pequeños comercios que se fueron instalando cerca, aprovechando la excención de impuestos.

    El éxito comercial de la zona molestó a los comerciantes del Eixample y éstos insistieron a los políticos de turno que les obligara a pagar los impuestos municipales. Así, los comercios se vieron obligados a trasladarse unas calles para estar dentro de la zona de pago en los límites de Barcelona. A pesar de la subida de precios, la zona siguió creciendo en comercios y en clientes. A la zona se le conocía como el del Ninot por el mascarón de proa todavía expuesto en la puerta de la taberna. Fue tal su popularidad que no sólo dio nombre a la taberna sino también al mercado y a todo el barrio de Barcelona.

    Con el tiempo, la escultura pasó a manos del Museu Marítim donde se encuentra actualmente. En la puerta del mercado se instaló una copia exacta.

    Mascarón de proa EL NINOT

    Mascarón de proa EL NINOT

    Mascarón de proa EL NINOT

    Mascarón de proa EL NINOT

    Leer más